“Siembra” de Ángela Osorio y Santiago Lozano

“Siembra” de Ángela Osorio y Santiago Lozano

LA SOMBRA DE TODOS LOS DESPOJOS*

“Siembra” de Ángela Osorio y Santiago Lozano

Por:

Julián David Correa(1)

 

Imágenes en blanco y negro: un joven baila y su torso desnudo se ve en primer plano. Después vendrán los recorridos por barrios levantados con el reciclaje, y la mirada de un viejo, el rostro arrugado que contempla su presente desde la ventana de un bus, y que busca su futuro en unas listas. En medio de la espera, este hombre que creía haberlo perdido todo, perderá mucho más.

El cine colombiano está vivo a pesar de crecer en un país donde la rabia se abona con muertos diarios: en 2016 asesinaron a 127 líderes sociales, entre los que estaban defensores de derechos humanos y reclamantes de tierras arrebatadas por los señores de la guerra -y en algunos casos compradas por personas “de buena fe” (2). Hace un mes la Unidad de Víctimas de la Presidencia de la República reveló que en las últimas décadas han sido 8 millones las víctimas del conflicto armado, de las cuales 6 millones son personas desplazadas.

El cine colombiano está vivo, más vivo de lo que imaginábamos hace 20 años cuando nació la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura, y se inició la revolución institucional que impulsó nuestra cinematografía. La empresa Contravía Films, es una muestra de la vitalidad del cine nacional. En los años 2016 y 2017, en dos grandes eventos internacionales se hicieron homenajes al cine del Caliwood, y dentro de estos homenajes estuvo presente el trabajo de Contravía: dos retrospectivas se realizaron, una en el 21o. Festival Internacional de Cine de Busan (Corea del Sur), y otra en los 29es. Rencontres de Toulouse (Francia). En Busán, además, se estrenó el noveno largometraje del grupo: Epifanía de Óscar Ruiz Navia, uno de los fundadores de Contravía.

Desde El vuelco del cangrejo (Óscar Ruiz Navia, 2006), el primer filme de Contravía, la sensibilidad social y la versatilidad de este grupo han sido evidentes. Dice Gerylee Polanco, quien fue parte de Contravía hasta el año 2016: “Para nosotros la relación con las comunidades empieza desde la Universidad del Valle que siempre fomentó la investigación y la participación social (…) También para Santiago Lozano y Ángela Osorio, ese ha sido un tema constante: ellos han trabajado con recicladores y otros grupos. Cuando Óscar llegó con su propuesta de hacer El vuelco, trabajamos con la comunidad de La Barra, el lugar del rodaje, en una labor que también era un necesario trabajo de campo. Algo como eso ha sucedido en todas nuestras películas, como con Los hongos (2014), en donde el trabajo con artistas urbanos y otros grupos lo hicimos con Tikal de Eduardo Montenegro.”

Siembra (2016) es el séptimo largometraje de Contravía. El filme es la primera obra de ficción (la palabra es imprecisa, aunque se trata de una puesta en escena), dirigida por los documentalistas Ángela Osorio y Santiago Lozano, y producida por Gerylee Polanco, entre otros. Antes de este largometraje, Osorio y Lozano solo habían realizado otra ficción: el corto Cruza, que les sirvió de “teaser” para Siembra. Aunque el corto es en colores, y el protagonista es un mestizo de ojos claros que retorna silenciosamente a una finca en ruinas, el viejo afro que protagoniza Siembra también está marcado por el mismo desgarramiento que ve en Cruza, y que hemos visto en los filmes Un asunto de tierras (Patricia Ayala, 2015) y en Oscuro animal (Felipe Guerrero, 2016), entre otros. Las calles de Colombia, y sus veredas de tierra están llenas de personas que caminan lentamente y que no pueden mirar atrás, gente con lágrimas secas en las mejillas, gente que lleva en el alma la sombra de todos los despojos. Desde las ciudades se sigue diciendo que todo es culpa de dos grupos guerrilleros y de unos narcotraficantes, que esos grupos son los únicos criminales, pero las sombras silenciadas conocen la verdad.

El cine cambia el pensamiento, y un pensamiento nuevo puede cambiar el mundo. El cine cambia la realidad, y mientras lo hace a veces presenta las realidades más amargas con poesía, como el filme Siembra que es un ejemplo de valor, dignidad y belleza.

Tráiler de Siembra (Eng. Subt.):

 

——

*Publicado en la Revista Kinetoscopio No. 118. 2017.

(1) Escritor, gestor cultural, creador y crítico cinematográfico. Hizo parte del primer equipo de la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura, equipo que creó sus estrategias y programas. Dirigió la Cinemateca Distrital desde donde creó la Comisión Fílmica de Bogotá, y diseñó y gestionó la nueva Cinemateca que ya se encuentra en construcción. Este año publica un libro de cuentos y uno de crónicas sobre el desarrollo del cine latinoamericano. Su página: www.geografiavirtual.com

(2) Fuente: ONU, informe 2017 en www.hchr.org.co

 

.

 

 

 

 

 

¡Comparta su viaje! ¡Comparta su lectura!

Espacio para sus opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.