Browsing »

“El hombre que amaba los perros” de Leonardo Padura

“El hombre que amaba los perros” de Leonardo Padura

Leonardo Padura  ganó en el año 2015 el premio Princesa de Asturias por el conjunto de su obra entre la que resalta “El hombre que amaba los perros”. En “Private Eyes”* el cronista Jon Lee Anderson describe a Padura: “Un hombre bajo, oscuro, de contextura sólida con una barba entrecana y la mirada inescrutable de un […]

Las publicaciones de la Cinemateca Distrital: Una memoria crítica para el cine colombiano

Las publicaciones de la Cinemateca Distrital: Una memoria crítica para el cine colombiano

LAS PUBLICACIONES DE LA CINEMATECA DISTRITAL DE BOGOTÁ:  UNA MEMORIA CRÍTICA PARA EL CINE COLOMBIANO*[1]   Para Luis Alberto Álvarez y Paul Bardwell, dos de los culpables.   Las ciudades no existen, existen los ciudadanos que las habitan.   En agosto de 1997 se expidió la Ley de Cultura que creó el Ministerio de Cultura […]

De Andrei Tarkovski

“El monje Ruvlev contemplaba el mundo con los ingenuos ojos del niño y predicaba que no había que resistir el mal, que había que amar al prójimo. Aunque fue testigo de las -quizá- más brutales barbaridades de este mundo, aunque tuvo que sentir las más amargas desilusiones, consiguió reencontrar el valor único de la vida […]

Rodolfo Walsh

ANCLA: AGENCIA DE NOTICIAS CLANDESTINA Primer Cable: Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la […]

Carlos Mayolo habla sobre la “Mansión de la Araucaíma”

Carlos Mayolo habla sobre la “Mansión de la Araucaíma”

LA MANSIÓN DE ARAUCAÍMA   ¿Cómo fue el proceso de adaptación de La Mansión de Araucaíma al cine? Pues yo, primero hablé con Mutis y llegamos a unos acuerdos exactos sobre los contenidos; por ejemplo yo quería quemar la casa y él me dijo que no, que no la quemara, que dejara la casa esperando […]