Nicole Krauss y «La historia del amor»

Nicole Krauss y «La historia del amor»

Nicole Krauss nació en Nueva York en 1974. Tanto la familia de su padre como la de su madre son judías, y emigraron de distintos lugares de la Europa continental a Inglaterra y a los Estados Unidos. Las novelas de Krauss llevan voces múltiples e historias que se entrelazan, y están acompañadas por preguntas sobre ser parte del pueblo de Israel.

Las novelas de Nicole Krauss han sido un éxito de ventas en los Estados Unidos y desde ahí han sido un éxito en el mundo, con decenas de traducciones y centenares de entrevistas y presentaciones. Los derechos de su segunda novela, «La historia del amor» (2005), los compró la Warner Brothers para un proyecto que se supone dirigirá el mexicano Alfonso Cuarón. Cuando leí y disfruté «La historia del amor» no sabía nada de esto, y uno de los muchos enigmas que me deja la novela es el de porqué la obra de Nicole Krauss se vende tan bien. ¿Qué hace que una obra literaria se convierta en un «best seller»? ¿El mercadeo iniciado desde una metrópoli?

Me gusta «La historia del amor», que es una novela bella y enrevesada, narrada por una niña que inicia su adolescencia y un viejo polaco que escapó de la Shoá, a los que luego se suman otro hombre que sobrevivió al holocausto y que finge ser escritor en Chile, y “Bird”, el hermanito de la joven narradora. «La historia del amor» habla de amor pero también de otras cosas: de un padre ausente (y de un dios ausente), del dolor de la memoria, de la diáspora forzada, y de la búsqueda de identidad en un mundo lleno de cambios y horrores.

Disfruté «La historia del amor», especialmente la primera parte que abarca un poco más de la primera mitad del libro, cuando los asuntos de esas historias múltiples y convergentes están entre la niña neoyorquina y el viejo cerrajero polaco. En el último tercio del libro sentí que la novela se me desbarataba, y que solo quedaban algunas bellas y poderosas imágenes, como las que transcribo en Geografía Virtual.

Nicole Krauss dijo en alguna entrevista que empezó escribiendo poesía y que jamás se imaginó como una novelista (aunque hasta ahora tiene cuatro novelas: «Man Walks Into a Room» del 2003, «The History of Love», «Great House» de 2010, y «Forest Dark» de 2017). A Nicole Krauss la prosa y la novela le llegaron de pronto, como una revelación de libertad en la que todavía se encuentra explorando misterios sin respuesta. Para Nicole Krauss: “El mejor tipo de novelas nos enseña cómo vivir con los enigmas sin tener que aplastarlos y convertirlos en certezas.”

.

DOS FRAGMENTOS DE «LA HISTORIA DEL AMOR»*

.

“Terminó la guerra. Poco a poco, Litvinoff fue enterándose de lo que les había ocurrido a su hermana Miriam, a sus padres y a cuatro de sus hermanos (lo que había sido de Andre, el mayor, sólo pudo deducirlo por el cálculo de probabilidades). Aprendió a vivir con la verdad. No a aceptarla, sino a vivir con ella. Era como vivir con un elefante. Pero su habitación era muy pequeña, y cada mañana tenía que batallar para abrirse paso hasta el cuarto de baño. Si quería sacar unos calzoncillos del armario, había de arrastrarse por debajo de la verdad, rezando para que a ella no se le ocurriera sentarse en aquel momento.”

.

“… habla a Dios en voz alta y todos los días espera a oír una palabra de Él. Para matar el tiempo, pasea por la ciudad. Al principio, todo le causa admiración. Empieza una colección de piedras. Se pone a estudiar matemáticas superiores. Y sin embargo. Cada día que pasa, la belleza del mundo lo deslumbra un poco menos. Por la noche, el ángel permanece despierto escuchando los pasos de la viuda que vive arriba, y todas las mañanas se cruza en la escalera con el anciano señor Grossmark, que se pasa el día subiendo y bajando la escalera fatigosamente, subiendo y bajando, murmurando: ‘¿Quién está ahí?’ El ángel nunca le ha oído decir otra cosa, excepto un día en que, al cruzarse, el hombre se volvió hacia él y le preguntó: ‘¿Quién soy?’, y el ángel, que nunca habla ni le hablan, se quedó tan sorprendido que no dijo nada, ni siquiera: ‘Tú eres Grossmark el mortal.’ A medida que va descubriendo la tristeza, el ángel siente que su corazón empieza a rebelarse contra Dios. Por la noche, sale a la calley si ve a alguien que parece necesitar que lo escuchen, se detiene. Las cosas que oye… es el colmo. No comprende. Cuando el ángel pregunta a Dios porqué lo hizo tan inútil, se le rompe la voz al tratar de contener las lágrimas de rabia. Al fin deja de hablar a Dios. Una noche encuentra a un hombre debajo de un puente. Comparten una botella de vodka que el hombre tiene en una bolsa de papel marrón. Y como el ángel está borracho y solo y enfadado con Dios y como, sin darse cuenta, se siente identificado con los mortales y tiene el impulso de confiarse a alguien, dice al hombre la verdad: que es un ángel. El hombre no le cree, y el ángel insiste. El hombre le pide que se lo demuestre, y el ángel se levanta la camisa, a pesar del frío, y enseña al hombre el círculo perfecto que tiene en el pecho, que es la marca de los ángeles. Pero eso no dice nada al hombre. Y entonces, pensando que miente, el hombre le da un puñetazo en el estómago que lo hace caer de espaldas al oscuro río. Y se ahoga porque lo que les falta a los ángeles es saber nadar.”

*Fragmentos tomados de la traducción española publicada por Ediciones Salamandra en 2006.

.

¡Comparta su viaje! ¡Comparta su lectura!

Espacio para sus opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.