“Searching for Sugar Man” y un poema de Sixto Rodriguez

“Searching for Sugar Man” y un poema de Sixto Rodriguez

Como un milagrito ha llegado a las pantallas de Colombia, Searching for Sugar Man. Un milagrito, porque se trata de una película estupenda en todo sentido y porque las carteleras comerciales de Colombia tienen poco cine alternativo, y de ese cine, casi nada es documental. Como una feliz excepción, este mes hay dos milagros en cartelera: La eterna noche de las doce lunas (Priscila Padilla, 2012. Ver: La eterna noche de las doce lunas en Kinetoscopio) y Buscando a Sugar man (Malik Bendjelloul, 2012).

Buscando a Sugar man es un filme de una estructura dramática perfecta. Su guionista, director y montajista, ha hecho un trabajo impecable, que la sorprendente historia de Sixto Rodríguez oculta un poco, pero que todos los espectadores deberían notar cuando dejan de parpadear durante 90 minutos. Este documental narra una búsqueda: la del músico gringo Sixto Rodríguez, que en los setentas publicó dos discos que desde entonces son clásicos en Suráfrica, mucho más importantes que toda la obra de los Rolling Stones o de Elvis Presley, pero que en los Estados Unidos pasaron por completo desapercibidos. Este filme está lleno de temas que lo enriquecen: la censura, el racismo, la música popular de los setentas, la codicia, la sabiduría y los milagros. El documental le sigue el rastro a la búsqueda de un músico que inspiró algo de la resistencia afrikaner al apartheid, y al que se suponía muerto por suicidio en el escenario. Esta pesquisa, con todos sus suspensos e incógnitas, conduce a descubrir un poeta único y en paz, al que la disquera jamás le entregó sus regalías, mientras él demolía casas y barría escombros durante 40 años.

Buscando a Sugar man es una historia inspiradora. En medio de las entrevistas del documental y en su recién descubierta fama, el director del filme le pregunta al músico si no extraña lo que hubiera podido hacer después de su segundo y último disco, lo que habría hecho si hubiera sabido de la fama que tenía en Suráfrica. A esta pregunta, Sixto Rodríguez respondió:

“No, nunca, no lo creo, tal vez no hubiera sido algo bueno… Al terminar “Coming from Reality” yo sabía que nada podría ser mejor que eso, y regresé a trabajar”.

.

Un poema y canción de Sixto Rodríguez:

SUGAR MAN

Sugar man, won’t you hurry

‘Cos I’m tired of these scenes
For a blue coin won’t you bring back
All those colors to my dreams

Silver magic ships you carry
Jumpers, coke, sweet Mary Jane

Sugar man met a false friend
On a lonely dusty road
Lost my heart when I found it
It had turned to dead black coal

Silver magic ships you carry
Jumpers, coke, sweet Mary Jane

Sugar man you’re the answer
That makes my questions disappear
Sugar man ‘cos I’m weary
Of those double games I hear

Sugar man, Sugar man, Sugar man, Sugar man,
Sugar man, Sugar man, Sugar man

Sugar man, won’t you hurry
‘Cos I’m tired of these scenes
For the blue coin won’t you bring back
All those colors to my dreams

Silver magic ships you carry
Jumpers, coke, sweet Mary Jane

Sugar man met a false friend
On a lonely dusty road
Lost my heart when I found it
It had turned to dead black coal

Silver magic ships you carry
Jumpers, coke, sweet Mary Jane

Sugar man you’re the answer
That makes my questions disappear

 

 

La canción “Sugar Man” de Sixto Rodriguez en versión original

Trailer del documental “Searching for Sugar Man

Imagen: foto de Sixto Rodrigez utilizada  en el afiche del documental de Malik Bendjelloul

¡Comparta su viaje! ¡Comparta su lectura!

One Response to ““Searching for Sugar Man” y un poema de Sixto Rodriguez”

  1. Cristina V. dice:

    Excelente e increible documental!!

Espacio para sus opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *